Paco Rodríguez

La capitalidad cultural

In Málaga on octubre 18, 2010 at 7:11 pm

El momento sigue sin llegar. Pasan los años y el malagueño continúa sin tener claro cuándo será el día D y la hora H . O lo que es lo mismo, cuándo se van a exigir explicaciones, que ya va siendo hora. Los de aquí nunca nos quejamos por nada, tampoco nos alegramos. Pa que negarlo.

El último gran golpe que se ha encajado ha sido la eliminación de la carrera por la capitalidad europea de la cultura en el año 2016, que no es cómo celebrar una Juegos Olímpicos, pero que viene muy bien para justificar inversiones en una ciudad. Y lo malo no es que te digan eliminado, que puede ocurrir. Los partidos se ganan y se pierden, aun teniendo la mejor plantilla. Lo verdaderamente preocupante es la cara de gili que se nos queda. Ahora toca buscar explicaciones y chivos expiatorios, que es algo como distraer la cosa para no llegar a ninguna conclusión.

Efectivamente, se ha saltado al terreno de juego sin estrategia y casi sin equipación. El jurado ha pillado a la cultura de Málaga hecha un solar. ¡Que vídeo de promoción!.

La sociedad requiere de gente competitiva, con ambición, pero qué valor se le puede suponer un grupo en donde no había ni diálogo. Presidente y gerente de la Fundación encargada de la iniciativa ni se se hablaban. Era algo público, pero ahora resulta que no se sabía. Se asegura que el alcalde lo calló. Si la afirmación es cierta, que no hay porque ponerla en duda, Junta y Diputación quedan también en mal lugar. Se confirmaría la teoría de aquellos que dicen que están alejados de la realidad. ¿Cómo es posible que en la ciudad se conociese esa circunstancia y la delegada del Gobierno Andaluz y el presidente de la Diputación no tuvieran ni idea? Acaso no saben dónde viven, o sus asesores no ven más allá de su despacho. Sea como fuera, el problema de la eliminación no es la dimisión de Javier Ferrer.

Aquí se han hecho las cosas mal, muy mal. Desde dentro y desde fuera se era consciente de que la candidatura hacía aguas, pero nadie ha querido levantar la voz. Todos han asentido. Sólo ahora, a toro pasado, como siempre, se escuchan voces criticas. Qué fácil es hacer leña del árbol caído. Ha faltado el “Yes, we can”. Sin convencimiento es difícil alcanzar el objetivo. Por eso nos pasa lo de siempre y al final nos acaban tomando el pelo con el Guadalmedina, con el Puente sobre la Bahía, el Museo del Transporte o la finalización de A7. Siempre nos acaban dando gato por liebre. Y lo más sorprendente es que hasta nos gusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: